DIETISTA-NUTRICIONISTA, una profesión poco valorada, pero con mucho FUTURO

Hace más de 15 años se creó en España la titulación de DIETISTA-NUTRICIONISTA y años más tarde comenzó la gran batalla para lograr el hueco laboral con el objetivo de PREVENIR la aparición de problemas de SALUD de la población.

Pensarás que después de más de 15 años, esta PROFESIÓN SANITARIA ya lo tiene todo resuelto, pero ¡qué va!, aún queda mucho por hacer. La situación actual es que sólo algunas Comunidades Autónomas disponen de plazas de DIETISTAS-NUTRICIONISTAS en SANIDAD PÚBLICA y el resto se apañan con el trabajo grupal de Endocrin@s, Enfermer@s y Técnicos Superiores en Dietética (que tampoco están en todas).

Tanto en EDUCACIÓN PRIMARIA como en SECUNDARIA (haciendo referencia a la E.S.O. y Bachillerato) NO EXISTE una EDUCACIÓN ALIMENTARIA impartida por DIETISTAS-NUTRICIONISTAS y es una pena, porque de estar presente SE REDUCIRÍAN los casos de OBESIDAD INFANTIL TRASTORNOS ALIMENTARIOS en ADOLESCENTES, entre otros, y esos niñ@s y adolescentes de hoy serían ADULTOS SANOS en el futuro.

De hecho, ni siquiera existe un Máster de profesorado con nuestra especialidad como curre en otras ramas de Ciencias de la Salud como en Biología  o Química. Así que si te planteas dar clase en un Instituto, si tienes suerte impartirás alguna asignatura en el Grado Superior en Dietética y Nutrición y si no, pues serás profesor@ de cualquier otra asignatura de Ciencias de la Salud.

Y es que la vida laboral del/la DIETISTA-NUTRICIONISTA no es fácil. Recuerdo que al buscar en qué Universidades podría estudiar el Grado en Nutrición Humana y Dietética (antes Diplomatura) en Andalucia, sólo había plazas en Sevilla y en Granada. En ese momento me dio mucho coraje (para l@s que no sois de Andalucía: “me sentó fatal“) porque eso significaba que lo tendría muy difícil para entrar, pero ahora lo pienso y de qué sirve formar a muchas más personas que trabajo hay disponible.

Cuando terminas la carrera y sales al mundo laboral con toda tu ILUSIÓN, te topas con la realidad y casi te apetece seguir estudiando. Si te contratan, tu salario será tan bajo que querrás cobrarlo en monedas para imaginarte que es más y si trabajas por tu cuenta, habrá veces que tendrás que pagar por trabajar y encima tendrás que competir con personas SIN FORMACIÓN REGLADA en NUTRICIÓN que cobrarán una miseria por hacer algo LIGERAMENTE parecido a lo que haces tú, pero que mucha gente lo entiende como “lo mismo, pero mucho más barato“.

IMG-20160605-WA0036.jpg
Dietistas-Nutricionistas ilusionad@s

Sin embargo, l@s DIETISTAS-NUTRICIONISTAS no nos rendimos (aunque muchas veces tengamos ganas de tirar la toalla, pero se nos pasa rápido), nuestro trabajo es nuestra PASIÓN y va más allá de las dificultades que podamos encontrarnos, por eso no trabajamos exclusivamente en la consulta y, con el fin de llegar a más gente, cada vez estamos más presentes en los MEDIOS DE COMUNICACIÓN (ej. programas de radio o tv, secciones de periódicos, redes sociales, etc). Adoramos nuestra labor profesional y necesitamos mostrar nuestros CONOCIMIENTOS, pues cuando trabajas en algo que te encanta das lo mejor de ti y eso hace que el mensaje se transmita mucho mejor.

La figura del/la DIETISTA-NUTRICIONISTA es FUNDAMENTAL en SANIDAD PUBLICA (aunque otr@s sanitari@s no lo vean así) al igual que en EDUCACIÓN (aunque algun@s maestr@s o profesor@s crean que con un curso de 20h ell@s pueden enseñar lo mismo). Hacemos una labor PREVENTIVA y así lo entendió el Gobierno cuando aprobó la creación de esta profesión.

Por tanto, necesitamos hacer PIÑA entre l@s DIETISTAS-NUTRICIONISTAS; esto significa: ofrecer un servicio de calidad a unos PRECIOS mínimos; COMPARTIR RECURSOS de colegas y DIFUNDIR aquellas campañas que defiendan nuestra figura profesional en redes sociales; intentar RESOLVER CONFLICTOS internos y NO pisotearnos a nosotr@s mismos, entre otros aspectos; y también mantener la misma UNIÓN con PROFESIONALES de otras ramas como la EDUCACIÓN, porque JUNT@S podemos hacer grandes proyectos y, sobre todo, porque JUNT@S podemos transmitir el mensaje de que una VIDA SALUDABLE es posible.

Si mi CUÑADO/A lo asegura, NO lo pongo en DUDA

Pasan los años y seguimos fieles a las RECOMENDACIONES, vengan de quien vengan; Si TE DUELE algo, no pides cita con el/la doctor/a, sino que le preguntas a tu ABUELA/O por un remedio casero; si quieres solucionar un PROBLEMA DE ELECTRICIDAD en tu casa, no llamas a el electricista, sino que le preguntas a tu PRIMO/A que suele hacer chapuzas; si tienes PROBLEMAS DE PAREJA, no vas al/la sexólogo/a, sino que se lo cuentas a tu AMIGO/A a ver qué opina; y así mil ejemplos más donde PREFIERES acudir a tu PERSONA DE CONFIANZA (aunque no tenga ni idea) en vez de a un/a profesional.

Y la reina de las RECOMENDACIONES es “la del/la CUÑADO/A“, sí has leído bien “la del CUÑADO/A“, ese/a personaje que sabe de todo y no entiende de nada, y que después de escucharlo/la muchos años hablar de cualquier tema, haciendo la función de enciclopedia familiar, lo/la has situado en el número uno de tu CONFIANZA y terminas pensando: “Si mi CUÑADO/A lo asegura, NO lo pongo en DUDA“. 🤫

a-ciegas.jpg

Entonces, lo escuchas hablando con TOTAL SEGURIDAD sobre temas de ALIMENTACIÓN (sin tener ni idea, claro😌) como “lo bueno que es hacer la DIETA de los BATIDOS“, que “a tal HORA no se debe comer FRUTA“, que “la LECHUGA engorda en la CENA“; o que “a la DIETA VEGANA le faltan nutrientes y no es una opción saludable“. Por supuesto, todas estas afirmaciones son FALSAS y NO tiene ni EVIDENCIA CIENTÍFICA ni SENTIDO alguno, así que te comento😏:

  • La DIETA de los BATIDOS (haciendo referencia a la “Hierba de la vida” y otras marcas por el estilo), no es una buena opción; primero, porque NO está pautada por DIETISTAS-NUTRICIONISTAS (sino por CUALQUIERA con ganas de VENDER) que aseguren un aporte nutricional adecuado para la persona que la ejerce; y segundo, porque no se adapta a las preferencias alimentarias de la persona que la consume, su estilo de vida o su entorno.
  •  NO tiene SENTIDO afirmar que un alimento consumido a una hora u otra (ej. FRUTA o LECHUGA en este caso) pueda generar un aporte calórico más alto o más bajo, porque un alimento preparado de la misma forma (ej. crudo, al horno, frito,…) aporta las mismas calorías a cualquier hora.
  • La DIETA VEGANA puede ser tan SALUDABLE como cualquier otra DIETA controlada por un/a PROFESIONAL cualificado (DIETISTA-NUTRICIONISTA) ya que en los alimentos de origen vegetal puedes obtener LOS MISMOS NUTRIENTES que en los que origen animal, excepto la vitamina B12, por lo que con suplementarla sería suficiente, aunque no estaría demás que las bebidas vegetales fuesen enriquecidas en Calcio y Vitamina D.

Sin embargo, NO me gusta dar RECOMENDACIONES, pero ofrecer OTRAS OPCIONES como pueden ser:

  • Si tienes un problema busca a un/a PROFESIONAL real (con formación reglada), el/ella basarán sus declaraciones en su FORMACIÓN y su EXPERIENCIA y no en teorías que ha ido escuchando por ahí.
  • Opine lo que opine tu CUÑADO/A, compáralo con las opiniones de personas especializadas en esa materia (PROFESIONALES) y después decide qué opción tiene MÁS SENTIDO.
  • La opción más simple, suele ser la mejor, así que no te compliques y cuando quieras algo dirígete a la persona indicada en vez de seguir A CIEGAS la RECOMENDACIÓN  de CUALQUIERA.

En definitiva, “si tomas un mal camino, no esperes un buen destino“.😉