El ARTE de COMER bien

Se dice por ahí que para llevar una VIDA SALUDABLE sólo es necesario COMER BIEN y hacer EJERCICIO, pero ¿realmente es tan sencillo como parece? 0_0

A mí personalmente, me cuesta pensar que pueda ser así. Voy por ahí y veo como en las terrazas de pubs o cafeterías las reinas de cada mesa son las bebidas alcohólicas, los refrescos,  los pasteles, … y si vas a un bar, lo más presente es la carne (principalmente de cerdo) o los fritos (carne, pescado, patatas y en el mejor de los casos, verduras).

Si te alejas del ambiente de ocio, puedes ver que, aun teniendo las mayores tasas de Obesidad infantil, los/las niños/as meriendan cada tarde bollería o chuches sin que se le dé la más mínima importancia. Por no hablar del “Día de la fruta“,  instaurado en los colegios para que al menos 1 día a la semana los/las niños/as tomen dicho alimento ya que al parecer brilla por su ausencia cada día.

Por otra parte, si dejamos a un lado la COMIDA, podrás ver que la mayoría de los/as adultos/as se desplazan en moto o coche y los/las más jóvenes en patines o motos de batería.

¿Te sigue pareciendo tan sencillo como al principio? 🙂

Sin embargo, no sólo estás envuelto/a en un atmósfera de malos hábitos o según la terminología más actual de un “ambiente obesogénico“, sino que tienes personas cerca, ya sean familiares, amigos/as, tu pareja, compañeros/as de trabajo, etc que se encargan de boicotearte si tienes la más mínima intención de hacer las cosas bien, o lo que es lo mismo, si quieres llevar HÁBITOS SALUDABLES. Y es aquí donde tendrás que hacer uso de “El ARTE de COMER bien“. ¿Y eso qué es? te preguntarás, pues ni más ni menos que frases con las que tendrás que lidiar para llevar BUENOS HÁBITOS  sin dejar de mantener una buena relación con tu entorno más cercano.

A continuación, te muestro alguna de estas situaciones:

  • Sales a cenar con amigos/as: ¿Agua te vas a pedir?
  • Sales a tomar café con tu pareja: ¿sólo un café, no te vas a pedir un dulce ni nada?
  • Vas al cumpleaños de tu primo/a de 5 años: Tu tía/tío:  ¿sólo te vas a comer el trozo de tarta?
  • Vas por la calle caminando y te encuentras a un/a compañero/a de trabajo:

Compañero/a: ¡Sube que te acerco!

: No, gracias que me apetece ir caminando

Compañero/a: ¡Anda ya! ¿Te vas a ir andando hasta la allí?

  • Sales de fiesta con amigos/as y alguno/a de ellos/as se da cuenta de que no te estás tomando una copa como otras veces: ¿Ya no bebes? ¿Y eso?

Y así podría estar horas con millones de frases del mismo estilo. La verdad es que muchas veces puede que tu entorno ni siquera sea consciente de su boicot hacia HÁBITOS SALUDABLES que decidas tomar, pero es importante que reciban una RESPUESTA POSITIVA de tu parte para que, en caso de no entenderte, puedan plantearse otra opción distinta a la que están acostumbrados/as. Por ello, te diré cuales podrían ser las respuestas más CLARAS y AMABLES a las preguntas anteriormente mencionadas:

  • Sales a cenar con amigos/as: ¿Agua te vas a pedir?                                          RESPUESTA: claro, es lo único que calma la sed y además, al no tener azúcar no empalaga y al no llevar gas, no me incha. 
  • Sales a tomar café con tu pareja: ¿sólo un café, no te vas a pedir un dulce ni nada?RESPUESTA: por ahora sí, luego si me apetece me pediré unas tostadas con aceite.
  • Vas al cumpleaños de tu primo/a de 5 años: Tu tía/tío:  ¿Sólo te vas a comer el trozo de tarta?                                                                                                                       RESPUESTA: Sí, ya con la tarta y el café tengo suficiente, gracias
  • Vas por la calle caminando y te encuentras a un/a compañero/a de trabajo:

Compañero/a: ¡Sube que te acerco!

: No, gracias que me apetece ir caminando

Compañero/a: ¡Anda ya! ¿Te vas a ir andando hasta la allí?

Tu: Sí, me gusta despejarme antes de empezar a trabajar, pero gracias de todas formas.

  • Sales de fiesta con amigos/as y alguno/a de ellos/as se da cuenta de que no te estás tomando una copa como otras veces: ¿Ya no bebes? ¿Y eso?                           RESPUESTA: ¿Si hubiese dejado de fumar me preguntarías lo mismo?

En definitiva, aunque te dé rabia pensar que parece que el mundo esté más preparado para favorecer un ambiente obesogénico que uno SALUDABLE, tienes la opción de plantearte si es mejor LIDIAR con el y llevar BUENOS HÁBITOS o dejarte llevar por la corriente aún sabiendo que es perjudicial para tu salud y que además, así estás contribuyendo a que continue una situación de la que no estás de acuerdo 😉

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s