Si quieres PERDER PESO sólo tienes que ELIMINAR los HIDRATOS de tu dieta

Últimamente mucha gente me comenta que no toma Hidratos de carbono (“HIDRATOS”) porque según ellos/as ENGORDAN. Entonces, cuando les pregunto: “¿Y por qué no tomas HIDRATOS?”, siempre me responden: “Es que si los tomo no voy a PERDER PESO”.

El título de este post: “Si quieres PERDER PESO sólo tienes que ELIMINAR los HIDRATOS de tu dieta” es una creencia popular y es totalmente errónea.

El inicio de este bulo se dio en base a lo siguiente:

Nuestro organismo funciona a partir de 3 reservas energéticas

  1. Hidratos de carbono o carbohidratos
  2. Lípidos o grasas
  3. Proteínas

Y en ese orden se va disponiendo de su consumo, es decir, primero se consume la reserva de carbohidratos; a continuación de grasas; y por último, de proteínas. Por tanto, si no tenemos reserva de los primeros (carbohidratos), el consumo pasaría a las grasas. De ahí que se popularizaran este tipo de dietas: “Las Dietas Hiperproteicas“, las cuales se basan en eliminar o reducir al máximo el consumo de alimentos ricos en carbohidratos (pan, pasta, arroz y otros cereales, patatas o legumbres) y grasas [aceite, mantequilla/margarina, nata, ketchup, mayonesa, cualquier otro tipo de salsa y alimentos de alto contenido graso (carnes grasas, pescado azul, huevos (sólo la yema) o frutos secos)], y aumentar al máximo en consumo de alimentos ricos en proteínas [carne (principalmente aves), pescado (principalmente blanco), huevo (exclusivamente la clara) y leche (desnatada)].

¿ Y qué ocurre si terminamos con las reservas de grasas? Pues, al igual que en el paso anterior, se continuaría con la tercera reserva, es decir, si agotamos la reserva de grasas, se pasaría a consumir la reserva de proteínas.

Entones, me pregunto: “¿Se sabe por ahí qué efectos tiene en nuestro organismo que este utilice como reserva energética principal las proteínas?”

Cuando se da esta dinámica las consecuencias son las siguientes:

  • Debilidad muscular dando lugar a la rotura de las fibras musculares.
  • Cansancio o apatía debido al consumo escaso de carbohidratos.
  • Lesiones debido a no alcanzar los porcentajes mínimos de grasa corporal.
  • Mal aliento debido al consumo excesivo de proteínas que produce cetoacidósis metabólica.
  • Alteraciones superficiales: sequedad, debilitamiento y caída del cabello, aumento de vello facial o sequedad de la piel, entre otros.

Estas son algunas de las alteraciones producidas como consecuencia de este tipo de dietas. Sin embargo, no son los únicos aspectos a tratar.

Nuestro organismo está diseñado biológicamente para generar reservas energéticas, de manera que si consumes un nutriente en exceso, este se almacenará ¿Y sabes cómo? Pues, en forma de GRASA. Por tanto, si te EXCEDES en el consumo de PROTEÍNAS, las almacenas en forma de GRASAS. Esto ocurre porque nuestro organismo es capaz de metabolizar hasta una cantidad máxima al día de cada nutriente y si la superamos, lo almacenamos.

Entonces, para mejorar esta dinámica lo ÚNICO que puedes hacer es llevar una ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA donde JAMÁS se elimine ningún alimento, sino que ser regule su cantidad y frecuencia de consumo. De esta manera, puedes lograr mantener un peso saludable acorde a TÚ CONSTITUCIÓN a lo largo de tu vida sin que genere alteraciones en tu organismo.

Por tanto, ¿No será más fácil llevar una alimentación donde se mantenga un equilibrio en la ingesta de nutrientes? ¿No será mejor opción dejar de jugar con tu salud por conseguir un físico de revista?

La respuesta sólo te la puedes dar tú. Sólo tú puedes decidir el valor que le das a tu bienestar físico y emocional. Lo que sí es cierto es que con este tipo de dietas sólo vas conseguir cambios en poco tiempo. De manera que pasado unos meses es muy probable que estés harto/a, no hayas conseguido tu objetivo además de perjudicar tu salud y retomes tu antiguos hábitos, por lo que recuperarás tu peso por triplicado en poco tiempo.  Así que siento decirte que NO HAY CAMBIO SIN ESFUERZO, pero si te pones a ello y lo consigues SERÁ PARA SIEMPRE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s