¿Qué CALIDAD NUTRICIONAL echas al CARRO DE LA COMPRA cada semana?

Todos/as o la inmensa mayoría conocemos el refrán: “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo“. Y debido a eso, se tiene “cierta referencia” de la cantidad aconsejable en cada comida, aunque depende de cada caso.

Sin embargo, de la CALIDAD NUTRICIONAL no se habla nada en dicho refrán.

A continuación, podrás comprender a lo que me refiero:

Para el desayuno y/o la merienda se cargan los carros de magdalenas, galletas, barquillos, bizcochos, batidos, barritas de chocolate, barritas de cereales, cereales del desayuno, etc.

Para el almuerzo y/o la cena se cargan los carros de pizzas, lasañas, pasta, salas (ketchup, mayonesa, carbonara, pesto, tomate frito, etc), croquetas, patatas fritas, nuggets de pollo, San Jacobos, flamenquines, etc.

Para el postre: natillas, flanes, arroz con leche, gelatinas, mousses o yogures griegos

Para beber: cerveza, vino, refrescos o zumos comerciales

Y con suerte aparece algo de fruta, verdura, pan (siempre blanco, claro está) y agua.

Entonces, qué pasaría si te preguntase: “¿Qué CALIDAD NUTRICIONAL echas al CARRO DE LA COMPRA cada semana?” Si te sientes identificado/a con la compra descrita anteriormente, probablemente pienses: “pues muy buena, porque todo lo que llevo está buenísimo”.

Pero, ¿Qué pasaría si hacemos un desglose de tu compra? ¿Seguirías pensando que la CALIDAD NUTRICIONAL que echas a tu carrito es la misma?

Para empezar, la famosa manita de “5 al día” ya nos indicaba que debemos consumir 3 raciones de fruta y 2 raciones de verdura al día cómo mínimo.

El consumo de vino, cerveza, refrescos o zumos azucarados sería ocasional (0-2 raciones/semana como máximo), por lo que la bebida principal de cada comida serial el agua.

En cuanto al consumo de cereales debe incluirse los integrales (ej: pan, pasta, arroz) al menos 1 ración de cada 3 que tomemos al día.

En relación a la bollería, los batidos de chocolate, cereales del desayuno, postres lácteos (natillas, mousses, arroz con leche, yogures griegos, etc) u otros diferente a la fruta (gelatinas),  comida rápida o fritos, son productos alimentarios de consumo ocasional (0-2 raciones/semana como máximo).

Y ahora dirás: ¿Y qué tiene de malo consumir los productos que suelo comprar, si me encanta su sabor? Pues, porque SÓLO APORTAN grasas saturadasazúcares refinados, son elevados en sodio (favorece la retención de líquidos) y son hipercalóricos. Mientras que NO APORTAN nada de fibra (favorece el tránsito intestinal), no generan saciedad, casi no aportan agua y su aporte mineral y vitamínico es muy escaso.

Y ahora que hemos desglosado tu compra ¿Sigues pensando que la CALIDAD NUTRICIONAL que echas a tu carrito es MUY BUENA? ¿O crees que deberías hacer algunos cambios? Espero que te quedes con la segunda cuestión, pues eso quiere decir que estás tomando consciencia y ya sólo te queda llevarlo a la práctica.

Así que la próxima vez que estés en el super, piensa si la CALIDAD NUTRICIONAL que has echado en tu carrito es buena o puedes mejorarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s