Sólo los/as DELGADOS/AS se pueden poner HASTA EL CULO de COMIDA BASURA

Hace unos 30 años era mucho más fácil que un/a niño/a, en su casa, tuviese FRUTA al alcance de su mano que cualquier producto de bollería, paquetes de patatas fritas, etc.

Sin embargo, ahora es totalmente lo contrario, tanto dentro como fuera de casa. Nos encontramos en la Era del ULTRAPROCESADO; se desayuna con “cereales del desayuno“, galletas y otros productos de bollería, zumos preparados y leches de múltiples apellidos (ej: con omega 3, con fibra, especial para niños, etc); se almuerza y se cena con refrescos, cerveza o vino y rara vez con agua; se merienda con galletas, chocolatinas, bollería y otros productos similares; y esto sólo dentro de casa.

Cuando salimos a la calle, en cualquier centro público o privado (hospitales, centros de salud, colegios, institutos, universidades,…) nos esperan las MÁQUINAS EXPENDEDORAS llenas de los productos antes mencionados, aportándonos nutrientes NADA beneficiosos para nuestra salud como grasas saturadas, azúcares refinados o sal entre otros.

¿Y por qué se consumen este tipo de productos a pesar de conocer su ESCASA calidad nutricional? Porque,  son muy palatables y nos encanta su sabor.

¿Y cuándo se decide dejar de tomarlos? Cuando no se quiere ENGORDAR.

Así es, esta es la triste realidad. La mayoría de las personas consumen alimentos o productos simplemente porque les gusta, sea cual sea su calidad nutricional. Por lo que en la calle se traduce así: “Como de esto porque me encanta y dejo de comerlo porque ENGORDO“.

Entonces, el problema está en las personas que llevan una alimentación PENOSA (rica en ULTRAPROCESADOS y libre de alimentos) junto con una vida sedentaria y NO AUMENTAN DE PESO, pues al no apreciar cambios físicos desmesurados continúan con estos hábitos con el refuerzo de su entorno (“¡Qué suerte tienes, comes lo que quieres y no ENGORDAS!“; “Tú sí, que te lo puedes permitir” o “¿Para qué vas a hacer ejercicio si no te hace falta?“) y de él/ella mismo/a (“Yo paso, coma lo que coma, no ENGORDO, jajaja” o “Yo como no ENGORDO, paso de comer saludable“).

En ese momento, siento la necesidad de “estirarme los pelos como una loca”, porque no puedo entender cómo es posible que no se le de importancia a TENER SALUD; No paro de pensar: “¡Qué mas da tu físico!, ¿Y tu SALUD?, ¿Cómo puede ser que existan tantísimas personas que sólo se planten mejorar sus hábitos alimentarios o su forma física para lograr el “CUERPO PERFECTO” (que por cierto, NO EXISTE) y les sea indiferente si pueden contraer multitud de enfermedades asociadas a malos hábitos en un futuro?”

Pues, este este tipo de comentarios derivados de una NULA educación alimentaria junto con el refuerzo de un entorno muy receptivo a continuar con este tipo de hábitos, nos está llevando a tener las mayores tasas de OBESIDAD INFANTIL de la historia y de enfermedades asociadas al peso (ej: Obesidad, Diabetes, Hipertensión, Hipercolesterolemia,…) en adultos.

Por tanto, cuando pienses que “Sólo los/as DELGADOS/AS se pueden poner HASTA EL CULO de COMIDA BASURA“, recuerda que NADIE debe boicotear su SALUD con productos ULTRAPROCESADOS y una vida sedentaria, tenga el físico que tenga, pues si lleva esos hábitos puede que no lo note en su juventud, pero es muy probable que lo sufra en su vejez.

Así que está en tus manos la CALIDAD DE VIDA que te puedes ofrecer, no sólo a ti, sino también a las personas que están presentes en tu día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s