¿Es posible PREPARARTE para asistir a una BODA y NO MORIR en el intento?

A mi hermana, le ha dado ahora por casarse (claro que también se veía venir después de llevar 12 años con el mismo novio). Inocentemente, yo pensaba que PREPARARNOS para su BODA sería sencillo: un vestido, unos pendientes, unos zapatos, un bolso y nuestros cuerpos serranos 😉

Pero, parece ser que eso sólo ocurre en un “mundo de yupi” donde no hay complicación alguna. Así que estos serían los pasos rutinarios de PREPARACIÓN:

  1. Encuentra un vestido que te guste

Este es el primer paso y el más complicado. Cuando decides ir a ver el vestido, te das cuenta que hay mil millones de tiendas, tejidos, colores, cortes,… ¡Es una locura! 0_0 Pero claro, no tienes escapatoria (alguien cercano a tí se casa y no vas a ir en vaqueros) y tienes que seguir adelante. Al fín encuentras un vestido que te gusta y ahora viene el “¿Cómo te queda?”, y eso es otra historia.

Te ves el vestido y dices: “No me gusta el culo que me hace“, “Se me ve mucho brazo” o “Se me marca la barriga” (que son las frases más típicas, que se suelen decir en una sociedad donde las mujeres debemos ser “BARBIES DE EXPOSICIÓN”) y de repente, como el ave fénix aparecen de la nada tres o cuatro dependientas para darte mil soluciones y así poder colocarte la venta “sin presiones“.

Ellas tienen soluciones para todo y te lo hacen saber:

No te preocupes cariño” (cariño es su coletilla oficial, aunque la persona que estén atendiendo sea la más seca del mundo y deteste que se lo digan).

“Te puedes poner medias con push up que te suben el culo”.

“Te puedes poner, faja, medias reductoras y te quitas barriga rápido”.

“Por el vestido, no hay problemas, le ponemos unos pliegues que disimulan la barriga y una manguita francesa, que es muy elegante, para tapar los brazos”.

2. Cómprate los complementos

Según el protocolo:

  • boda de mañana– vestido corto CON tocado/pamela
  • boda de tarde– vestido largo SIN tocado/pamela

En mi caso, he tenido la suerte de que sea de tarde, por lo que menos trabajo para mi hermana que es la Diseñadora que me lo hubiese hecho y menos preocupaciones para mí 🙂

Esto no es todo, claro 😦 también necesitamos zapatos (que ahí no hay problemas, porque me encantan), pendientes y/o collar según el caso.

3. Déjate los ojos en Pinterest y encuentra un peinado que te guste

Si eres rubia, muchísimo más fácil porque, los peinados se ven mucho mejor y cualquier cosita queda genial. Pero si eres morena, ¡muérete de la pena! después de haberte enamorado de mil peinados, resulta que se ven bien 3 y ahora de esos, resulta que si no tienes mucho pelo también tendrás que comprarte extensiones para rellenar. ¡Agotador!

Y claro, después de todo este follón, dices: “A ver, ¿ que voy a una BODA o a subir en un avión sin pagar facturación?“.

4. Y no olvides ponerte a DIETA ESTRICTAMENTE y fundir toda tu energía en el GIMNASIO para “estar perfecta”

Este punto SÍ que realmente, es TERRORÍFICO. Por suerte o por desgracia, soy muy observadora y me he fijado que dieta estricta y gimnasio desmesurado son la pareja más elegida para la PREPARACIÓN de este tipo de eventos. Sin embargo, la mayoría de las personas que suelen elegir dicha pareja preparatoria, están deseando que llegue el evento para volver a su rutina de “comer lo que les apetece, sin tener en cuenta la calidad, cantidad y frecuencia” y al “sedentarismo habitual”, es decir, desplazarse a todas partes en moto o coche, subir por el ascensor, no realizar nada de ejercicio físico,… ”

Entonces, tras contarte toda esta parafernalia (situación engorrosa) a la que te verás sumergida en algún/os momento/os de tu vida te pregunto:

¿Necesitas llevar faja, medias reductoras, hacer mil arreglos a un vestido hasta que te disimule la parte de tu cuerpo que no te guste o convertir tu vida en un concurso express de bajada de peso?

Puede que después de leer  este post, pienses que sigues el blog de una colgada, que te hace gracia, pero que sus razones te sirven de poca cosa o puede que te hayas visto reflejada o se te haya venido a la mente una persona cercana que siga esos paso en cada PREPARACIÓN de eventos y te plantees que se puede hacer de otra forma.

Al final, lo importante no es seguir el patrón que marca nuestra sociedad de que tengamos que ser “BARBIES DE EXPOSICIÓN“, sino de ser conscientes que si vamos a un evento necesitamos un vestido que nos guste, SÍ; necesitamos un peinado que nos guste, SÍ; necesitamos sentirnos guapas eses día, TAMBIÉN; pero NO necesitamos llevar nada que nos apriete el estómago, hasta sentir que tu vestido explotará en trocitos mientras estás comiendo, para aparentar que tenemos un vientre plano  de los anuncios de yogures con fibra; ni necesitamos llevar push up para simular el culo de Kim Kardashan, ni necesitamos convertir nuestro vestido en un jardín para que Eduardo Manostijeras lo pode y lo convierta en algo que nos quede bien, porque entre mil vestidos alguno lo hará tal cual.

Por tanto, si tienes un evento, preocúpate de DISFRUTAR ese día y libérate de todo lo que pueda resultarte incómodo y pueda hacer que no pases un buen rato. Y si hablamos de los CAMBIOS DE PESO EXPRESS, recuerda que es mejor hacer cambios poco a poco y mantenerlos a largo plazo que grandes cambios a corto plazo que no sean factibles en tu día a día.

Y, en cuanto a la pregunta de: “¿Es posible PREPARARSE para asistir a una BODA y NO MORIR en el intento?” La respuesta es tan simple como: ¡Claro que sí! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s