¿Es necesario eliminar el 100% de las grasas de tu alimentación?

Vivimos en la Era del 0%, una sociedad bombardeada por el consumo de productos light, Zerodesnatados, con un 0% enorme en su etiquetado para indicar cualquier cosa. De hecho, hace un par de días lo vi en la etiqueta de una botella de agua (“0% impurezas“, increíble, pero cierto).

Habitualmente, verás este tipo de productos con etiquetas de color Rosa, porque los/las publicistas piensan firmemente que sólo las mujeres nos identificamos con este tipo de productos y más si nos lo venden del color que “nos gusta a todas” (el Rosa), a pesar de que existan muchísimas mujeres que detestan ese color.

Dejando a un lado el enfoque comercial, es cierto que cada vez ese bombardeo publicitario se está colando en nuestras casas y poco a poco está más integrada la mentalidad del 0%.

Sin embargo, “¿Es necesario eliminar el 100% de las grasas de nuestra alimentación? Pues, la realidad es un NO rotundo y por ello, debes conocer varios aspectos que avalan esta respuesta:

  1. Hay varios tipos de grasas: SaturadasMonoinsaturadas y Poliinsaturadas
  2. Grasas Saturadas: Su consumo debe ser reducido, pues elevan el colesterol total. Están presentes en alimentos procesados (salsas, mantequilla/margarina,tocino, pizzas, bollería, etc) y en alimentos de origen animal (carne, huevos, leche y derivados).
  3. Grasas Monoinsaturadas: Su consumo es recomendado de forma habitual. Son antioxidantes, pero debemos moderar su consumo por su contenido calórico. Están presentes en el aceite de oliva, el aguacate, las aceitunas y los frutos secos.
  4. Grasas Poliinsaturadas: Su consumo es recomendado por su contenido en omega-3/omega-6 presentes en el pescado azul y los frutos secos respectivamente, pues aportan tiene capacidad antiinflamatoria y reducen el riesgo cardiovascular.

 

Seguramente, si te vuelvo a hacer la pregunta: ¿Es necesario eliminar el 100% de las grasas de nuestra alimentación?“,  tu repuesta sería muy distinta.

Ahora que conoces los distintos tipos de grasas, ya puedes elegir libremente entre los alimentos que las contienen cuáles son más adecuados, si deben estar presentes en tu consumo habitual y cuáles deben ser de consumo reducido para mantener un buen estado de salud.

¡Sólo tú puedes decidir qué alimentación quieres llevar a cabo! Así que sé consciente de las elecciones que realizas, porque gran parte de la salud que tengas a largo plazo dependerá de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s