VOLVER A EMPEZAR no es tan divertido como lo pinta el Corte inglés

Y llegó septiembre, ese mes que te recuerda que el verano ya pasó, que las vacaciones terminaron y que toca VOLVER A EMPEZAR.

Seguro que conoces el spot publicitario más famoso de la vuelta al cole y su más que repetida canción “VOLVER A EMPEZAR, otra vez“. En este anuncio vemos cada año a niños/as junto con sus padres y madres muy felices porque empiezan las clases y todo vuelve a la normalidad. Sin embargo, la realidad es que VOLVER A EMPEZAR no es tan divertido como lo pinta el Corte inglés.

Captura de pantalla 2019-09-10 a las 0.00.16.png

Cuando volvemos a la rutina y hay que retomar el Colegio, el Instituto, la Universidad o el trabajo es un desbarajuste.

De hecho, se dan los siguientes casos:

  • Los/as que van a clase tienen que volver a retomar eso de pasarse 5-6h atendiendo en el mismo sitio y los/las que trabajan tienen que retomar su jornada laboral de 8h volver a soportar las exigencias de sus jefes/as.
  • También, debes reajustar tu alimentación, pues las vacaciones es un periodo de excesos alimentarios debido al incremento de vida social.
  • Además, en dicho periodo suele caer en el olvido el hecho de mantener la rutina de ejercicio físico y cuando la retomas sólo te queda sufrir las agujetas y seguir día tras día hasta que tu cuerpo se haya habituado.
  • Y para poner la guinda, tanto madres y padres como alumnos/as deben salir a comprar todo el material escolar necesario junto con ropa, uniformes y calzado nuevo.

Y toda esta situación de “OPERACIÓN RETORNO“, supone tal estrés que lo último  que te apetece es cantar eso de VOLVER A EMPEZAR, otra vez”, sobre todo, porque estás deseando que sea octubre para que todo sea normal, esté cada cosa en su sitio y estés inmerso/a en tu rutina tan agusto.

Entonces, mientras llegas a octubre, una buena opción sería comenzar por los siguientes ejercicios:

  • Dedícate al menos 20min al día en una actividad que te ayude a desconectar.
  • Piensa qué actividad física o deporte encaja en tu día a día y decide en qué momento del día lo harás, cuánto tiempo le dedicarás a cada sesión y cuántas veces lo pondrás en marcha en la semana.
  • Y por supuesto, no me olvido de la parte nutricional. Si sabes cómo llevar una alimentación saludable y que se adapte a tu estilo de vida, comienza incorporando pequeños cambios semanales y en caso de no saber cómo hacerlo, acude a un DIETISTA-NUTRICIONISTA que te ayude a alcanzar tus objetivos desde un enfoque responsable.

Por tanto, es cierto que nadie te va a salvar de sufrir estrés al VOLVER A EMPEZAR, pero sí que puedes manejar la situación para reducirlo al máximo al retomar los hábitos olvidados en las vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s