¡Levantarse y DESAYUNAR, es POSIBLE!

Vivimos en la “Era del estrés”: se va corriendo a todas partes, se saluda con un hola desde lejos,vamos en coche para llegar antes, se va por las escaleras mecánicas subiendo los escalones (en vez de quietos/as), se utilizan electrodomésticos de todo tipo para no perder tiempo en las tareas del hogar, se come muy rápido e incluso a veces, se saltan comidas porque no da tiempo de llegar donde queremos.

Y al final, todo lo reducimos a “lo he tenido que hacer así, porque no llegaba a tiempo”.

Esta dinámica de “lo siento, no tengo tiempo” nos lleva a no pasar unos minutos hablando con personas que queremos; a pillar atascos o no encontrar aparcamiento; a generar filas en la escalera mecánica; a dejar de disfrutar haciendo tareas del hogar como cocinar; a no apreciar los aromas, sabores y texturas de los alimentos que estamos comiendo e incluso a escuchar una orquesta sinfónica procedente de nuestro estómago que nos grita “PARA YA, y come por favor” sin que se le preste la más mínima atención. Generando en su conjunto, una situación de estrés diaria.

Muchas veces no se tiene consciencia de lo IMPORTANTE que es la ALIMENTACIÓN en nuestro día a día. Pero, no es lo único necesario para estar al 100%, sino que se requiere de un ESTADO EMOCIONAL equilibrado. Por ello, es ESENCIAL buscar un EQUILIBRIO tanto en la ALIMENTACIÓN como en el ESTADO EMOCIONAL.

Y dirás: ¿por qué te centras tanto en ambos factores? Pues, por 2 sencillas razones:

La primera, porque si no tienes un equilibrio emocional, estarás en un situación en la que no vas a prestar atención a factores tan importantes como los beneficios aportados por una alimentación saludable y a largo plazo, afectará a tu salud negativamente.

Y la segunda, porque si  no tienes un equilibrio alimentario, estarás atentando contra tu estado anímico, ya que afectará a tu humor, a la relación con tu entorno y, sobre todo, a no estar agusto contigo mismo/a.

Por ello, es muy importante que seas tan consciente  de la necesidad de tener tanto SALUD FÍSICA como SALUD MENTAL, pues sólo así podrás equilibrar la balanza.

Y relación a ello, cabe destacar que no son pocas las personas que me comentan que no desayunan antes de ir al trabajo por que “no les da tiempo”. Sin embargo, ¿crees que sería tan difícil poner la alarma media hora antes para así tener tiempo suficiente y preparar un café, unas tostadas y un zumo? Pues, sólo con este gesto (alarma 30min antes) conseguirías ir al trabajo con la energía y el buen humor suficiente para desarrollar un día productivo reduciendo el estrés en la medida de lo posible.

Ahora que conoces la relación alimentación-estado emocional y la importancia de su equilibrio, está en tus manos ir modificando situaciones de tu rutina diaria que te llevan a tener una vida estresante y ausente de consciencia de todo lo que te rodea. Por tanto, tu también puedes decir a partir de ahora “¡Levantarse y DESAYUNAR, es POSIBLE!“.

 

Anuncios

¿Los programas de la TELE sobre ALIMENTACIÓN son un EJEMPLO A SEGUIR?

La TELE nos lleva presentando desde hace 3-4 años programas sobre HÁBITOS SALUDABLES y PÉRDIDA DE PESO.

Nos los presentan desde TELES autonómicas hasta nacionales. Pero, ¿Su objetivo es EDUCAR  a los ciudadanos/as para que éstos/as lleven HÁBITOS SALUDABLES (dieta equilibrada y ejercicio frecuente) y COMBATIR el SOBREPESO y la OBESIDAD? ¿O buscan la SUBIDA DE AUDIENCIA mediante el MORBO que genera conocer el día a día de una persona que está en una situación tensa?

Pues, siento decirte que la TELE es un NEGOCIO y sólo busca la SUBIDA DE AUDIENCIA para incrementar sus ingresos y si los HÁBITOS SALUDABLES, el SOBREPESO y la OBESIDAD son TEMAS DE INTERÉS van a ser utilizados para CAPTAR NUESTRA ATENCIÓN.

Y ahora, te preguntarás: ¿Y qué más da si van a tratar temas con los que muchas personas van a mejorar su salud?

Pues bien, el problema no es que se hable en la TELE de estos temas, sino en la FORMA DE EXPONERLO al espectador.

  • Si en un programa se está trabajando con personas que tienen OBESIDAD o SOBREPESO para que recuperen su peso saludable y se está haciendo con un equipo intertidisciplinar (ej: endocrino/a, psicólogo/a, Dietista-Nutricionista y entrenador/a personal) hasta aquí genial. Pero, si el programa lo enfocamos DIRECTAMENTE al PESO, le estamos mandando el mensaje a la población de que es LO MÁS IMPORTANTE. Y esto NO ES ASÍ.

Cuando una persona tiene que recuperar su peso saludable PARA NADA el PESO  en EXCLUSIVA es lo más importante, sino más bien UN DATO MÁS a tener en cuenta. En estos pacientes lo que MÁS IMPORTA es ver la TOMA DE CONSCIENCIA, la CONSTANCIA y el COMPROMISO con el cambio que están dispuestos/as a realizar. Cuando estos 3 aspectos están presentes a largo plazo, el peso irá bajando y junto con el resto de medidas antropométricas (% de grasa corporal, % visceral, % agua, masa muscular, Índice cintura/cadera, etc) se irán generando ajustes de manera que al final se alcancen unos parámetros saludables.

 

  • Si en un programa se fomenta  el hecho de PONERSE EN FORMA mediante la PÉRDIDA DE PESO con un RETO EN X DÍAS, el mensaje que transmite a la población es: “Come así y haz estos ejercicios físicos durante X días y te pondrás en forma”. Pero, NO TE DICE NADA de si este plan encaja en tu día a día, si te gustan los alimentos que te proponen, si disfrutas haciendo ese tipo de rutinas físicas, y si no han teniendo en cuenta NADA DE ESTO, ¿Cómo crees que vas a mantenerlo a lo largo de tu vida? ¿De qué te sirve ESTAR EN FORMA X MESES si vas a volver a tus antiguos hábitos una y otra vez? ¿Crees que es bueno para tí JUGAR CON TU SALUD sólo para verte cómo quieres durante unos meses?

Cuando una persona se decide a incorporar cambios en su vida para mejorar su SALUD y trabaja con un equipo de profesionales cualificados, el tratamiento DEBE ADAPTARSE AL PACIENTE y no al contrario, es decir, se deben ofrecer una pautas que encajen en la vida del paciente y JAMÁS hay que ofrecer dichas pautas sin tener en cuenta las preferencias del/la mismo/a, porque sólo así podremos garantizar el mantenimiento de hábitos saludables durante el resto de su vida.

 

Pero esto no es lo peor, al menos en España en este tipo de programas cuentan con equipos interdisciplinares donde los distintos profesionales sanitarios trabajan en equipo y generan un tratamiento de mayor calidad para el paciente.

Sin embargo, en Estados Unidos donde el EXCESO DE PESO es muy habitual entre los ciudadanos/as, de entre sus programas emitidos sus equipos sanitarios lo forman endocrinos y preparadores físicos y en ellos están TOTALMENTE AUSENTES la figura de los/las Psicólogos/as y los/las Dietistas-Nutricionistas. Por tanto, tal y cómo aparece en la mayoría de los casos, los tratamientos no se adaptan al paciente BAJO NINGÚN CONCEPTO ni disponen del equipo adecuado para que dicho tratamiento sea efectivo a largo plazo. Por lo que el mensaje que transmiten es: “Haz dieta ESTRICTA y ejercicio (sólo durante el tiempo que te marquemos) y luego te OPERAMOS y LISTO”.

 

Entonces, qué piensas ahora sobre la siguiente cuestión: “¿Los programas de la TELE sobre ALIMENTACIÓN son un EJEMPLO A SEGUIR?“. Pues, sea cual sea tu reflexión, es imprescindible que sepas que para cada persona somos un mundo distinto y, por ello, necesitamos recursos distintos, de ahí la importancia de contar con equipos interdisciplinares donde se ofrece la mayor calidad posible debido a la conexión de los profesionales que nos atienden.

¿De qué te sirve BAJAR DE PESO si es con MALOS HÁBITOS?

Cuando se va acercando la PRIMAVERA o el ansiado VERANO, mucha gente empieza a AGOBIARSE con su peso y se expone a seguir las pautas que sean con tal de conseguir su objetivo LO ANTES POSIBLE, a pesar de que lo único que necesitas para ir a la playa o a la piscina (en el verano) o a cualquier evento social (en primavera) es UN CUERPO sin más, es decir, da igual como sea simplemente es eso lo necesario.

Entonces, dirás: “¿Y qué problema hay en BAJAR DE PESO si se tienen unos kilos de más, si así te sientes mejor contigo mismo/a?

No hay ningún problema en BAJAR DE PESO si estás por encima de lo que corresponde a tu constitución, pero no todas las medidas son saludables para lograrlo.

De hecho, para que una persona pueda BAJAR DE PESO de forma SALUDABLE la opción más acertada sería seguir los siguientes puntos:

  1. TOMAR CONSCIENCIA de la necesidad del cambio
  2. Asistir a la consulta de un DIETISTA-NUTRICIONISTA
  3. Hacer EJERCICIO FÍSICO
  4. Asistir a la consulta de un PSICÓLOGO/A en caso de no ver avance después de poner en práctica los puntos anteriores

Sin embargo, esta dinámica no es la que lleva a cabo la mayor parte de la población, sino todo lo contrario:

  1. “Mi salud me es indiferente, quiero estar más delgado/a”
  2. “Voy a hacer la dieta esa que mi vecino/a me ha contado que perdió mucho peso en poco tiempo”.
  3. “Paso de hacer ejercicio, con  mi crema e infusiones de quemagrasas y comer menos es suficiente”.
  4. “Y si todo esto no me funciona, me pasaré a los batidos esos que en todas las revistas dicen que adelgazan un montón”.

Además, cuando llevamos esta serie de pautas desarrollamos el conocido efecto yo-yo, es decir, ahora pierdo 10kg en 2 semanas y en la tercera recupero 20kg. Dicho efecto genera tal alteración a nuestro metabolismo que producido de forma consecutiva hace cada vez más difícil la pérdida de peso.

Entonces, ¿De qué te sirve BAJAR DE PESO si es con MALOS HÁBITOS?

Ahora pensarás: “Uf otra vez la pesada esta con la ALIMENTACIÓN SALUDABLE y el EJERCICIO FÍSICO y encima ahora también me recomienda ir al PSICÓLOGO”.

Es posible que este discurso te parezca intenso y repetitivo, pero como he comentado en otras ocasiones “No hay RECOMPENSA, sin ESFUERZO” y todo lo que consigas MUY RÁPIDO, lo perderás a la misma velocidad que llegó. Así que si te planteas realizar cambios complicados, como en este caso BAJAR  DE PESO, que sea de forma CONSCIENTE y RESPONSABLE, SIN ATENTAR a tu salud y, sobre todo, que sea para mantenerlo a LARGO PLAZO. De esta manera, conseguirás estar en tu PESO SALUDABLE para SIEMPRE y no por unos meses.

“No toma NADA de eso porque SE CUIDA MUCHO”

Habitualmente, se asocia una dieta basada en PRODUCTOS LIGHT con una DIETA SALUDABLE y ocurre principalmente porque se ve a las personas que siguen dicha DIETA con una figura esbelta.  De hecho, en más de una ocasión habrás oído por ahí eso de “No toma NADA de eso porque SE CUIDA MUCHO“.

Ahora, veamos las diferencias entre las personas que “SE CUIDAN MUCHO” y las personas que llevan una ALIMENTACIÓN SALUDABLE REAL.

  1. Personas que “SE CUIDAN MUCHO

Dentro de este grupo tenemos varios tipos, aunque trabaremos los 2 más populares:

  • Los que están obsesionados con MANTENER LA LINEA:

Toman productos light (aquellos en los que se reduce un 30% alguno de sus nutrientes), 0% materia grasa, 0% azúcares, rico en fibra, todos aquellos en los que aparezca la imagen de alguien con una silueta esbelta, pan integral, arroz blanco o pasta, huevo (sólo la clara), atún, pollopavo y suelen tomar muy poca fruta.  Y en muchos casos, suplementación proteica en todas sus formas (barritas, pastillas, polvos, batidos, etc).

Se dan un día de DESCANSO DE DIETA donde se permiten comer SIN CONTROL todo lo que SE PROHÍBEN durante la semana.

Realizan ejercicio físico entorno a 2,5-3h/día todos los días de la semana o al menos de lunes a sábado. Y si algún día se SALTAN LA DIETA hacen MÁS EJERCICIO para COMPENSAR.

  • Los que están obsesionados con UNA VIDA EXTREMADAMENTE SALUDABLE:

Eliminan de su dieta todo alimento que consideran “tóxicos” (ej: leche y derivados, carne, huevos, cereales con gluten, azúcar blanco) para su salud y los sustituyen por otros “más saludables” (bebidas de soja y derivados, tofu, cereales sin gluten, azúcar moreno o miel) y sobre todo que en la etiqueta parezca ECO (producto ecológico).

Compran todos sus alimentos junto con  semillas, aceites y suplementos vitamínicos en Herboristerías por su concepto de “ES MÁS SALUDABLE” .

En cuanto el ejercicio físico, no le suelen dar mucha importancia, aunque suelen desplazarse andando o en bici.

En ambos grupos las técnicas culinarias (formas de cocinado) empleadas son: a la plancha principalmente, aunque también cocinen al vapor, al microondas o  al horno.

 

2. Personas que llevan una ALIMENTACIÓN SALUDABLE REAL

Estas personas basan su alimentación en el consumo de todos los grupos de alimentos [pan, pasta, arroz y patatas; frutas; verduras y hortalizas; legumbres; frutos secos; carnes magras (más músculo y menos grasa), aves y huevos; pescados; leche y derivados; embutidos y carnes grasas, aceite de oliva].

No utilizan suplementos vitamínicos, excepto si hay prescripción medica.

Realizan ejercicio físico 1h/día durante 3 o 4 días a la semana

De forma OCASIONAL y CONSCIENTE toman de otros grupos como dulces, snacks, refrescos; mantequilla, margarina y bollería; cerveza o vino, que NO se han PROHIBIDO sino que han REGULADO su FRECUENCIA DE CONSUMO.

En cuanto a las técnicas culinarias, emplean todo tipo: al vapor, al papillote (envuelto en papel de aluminio), al horno, al microondas, a la parrilla, y en menor medida fritos (empanados o rebozados).

 

Y ahora, que sabes qué quiere decir exactamente eso de “No toma NADA de eso porque se CUIDA MUCHO” ¿Sigues pensando que esa expresión es acertada? ¿O crees que las personas que “SE CUIDAN MUCHO” están perjudicando gravemente su salud a largo plazo?

Sea cual sea tu conclusión, has de saber que una alimentación donde están presentes todos los grupos de alimentos (cada uno en la frecuencia y cantidad recomendada), se realiza ejercicio físico de forma regular  y en la que no hay prohibiciones alimentarias, sólo puede generarte beneficios en tu salud a corto, medio y sobre todo, a largo plazo.

Así que la próxima vez que alguien te diga o escuches por ahí “No toma NADA de eso porque SE CUIDA MUCHO”  piensa que en la mayoría de los casos, la persona en cuestión no llevará un estilo de vida saludable y por tanto, no debe suponer un ejemplo en tu rutina diaria.