Aceite de Oliva “El Oro líquido” (Parte II)

La semana pasada tratamos el origen y la clasificación del Aceite de Oliva “El Oro líquido”, sin embargo hoy nos centraremos en las Propiedades Nutricionales del mismo.

El Aceite de Oliva es un alimento esencial en nuestra alimentación debido a los nutrientes que lo componen y su consumo nos aporta los siguientes beneficios:

  • Al ser una Grasa Monoinsaturada su capacidad antioxidante es muy superior a otro tipo de grasas, por lo que su consumo reduce el envejecimiento celular.

Dentro de los ácidos grasos monoinsaturados presentes, cabe destacar el Ácido Oleico pues regula el colesterol total, reduciendo el LDL (conocido como Colesterol malo) y aumenta el HDL (conocido como Colesterol bueno).

  • Contiene Vitaminas Liposolubles (principalmente presentes en la grasa) como E (en mayor medida) y otras como A, D, y K.

Vitamina A (Retinol): es antioxidante e interviene en el tejido ocular (“los ojos”) por lo que un aporte de esta vitamina genera una mejor calidad de dicho tejido.

Vitamina D (Colecalciferol): favorece la absorción de Calcio, principal constituyente de la masa osea (“los huesos”), por lo que su consumo va a generar el incremento de densidad osea, es decir, “unos huesos más fuertes”, de manera que reduce el índice de fractura. Además, contribuye a la mejora del sistema inmune, previniendo así infecciones, y también actúa frente al sistema nervioso.

Vitamina E (Tocoferol): es antioxidante e interviene en el tejido cutáneo (“la piel”) aportando hidratación, tersura y suavidad al mismo. Por ello, muchas cremas para la piel contienen esta vitamina. De hecho, antes que la industria de la cosmética viese la luz, se empleaba Aceite de Oliva para hidratar su piel.

Vitamina K (Filoquinona): encargada de la coagulación sanguínea.

Tal y como os comentaba al inicio, el Aceite de Oliva es esencial en nuestra alimentación, pero es aún más necesario su consumo durante la Etapa de Crecimiento, pues en justo en ese periodo es donde más energía (de calidad) se necesita para el crecimiento y desarrollo de nuestros huesos, músculos y demás tejidos.

Ahora que conoces los tipos de aceites y sus efectos beneficiosos, dispones de total libertad para elegir la calidad de tu alimentación. Por tanto, es fundamental detectar la calidad del aceite que se compra y ser consciente de la importancia de consumir grasa saludables  (principalmente monoinsaturadas/polinsaturadas) presentes en alimentos vegetales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s