¡Ahora vienen las TORRIJAS!

Estamos en Cuaresma y a 2 semanas de celebrar Semana Santa, ese periodo de sentimiento, pasión y devoción que desata tu “yo reflexivo” y tu “lado más humano” (¿Se ha notado que me gusta la Semana Santa no? jajajaja, pues así  lo vivo cada año). Muchas familias ya tienen preparado el pan para las TORRIJAS y otros ingredientes para la elaboración de los dulces típicos.

Cada año cuando nos vamos acercando a Semana Santa siempre escucho a alguien decir: “¡Ahora vienen las TORRIJAS! “con una felicidad que expresa abiertamente mientras sonríe y se relame pensando en la el pan mojado en vino y leche, frito y cubierto de miel. La verdad es que al terminar de escribir la frase, se me ha hecho la boca agua, jajajaja

Lo que más me gusta de las TORRIJAS es que me recuerda a mi infancia cuando nos juntábamos en la cocina de mi casa los Miércoles Santo ha hacerlas. No era una cocina gigante pero entrábamos todos: mi madre, mi abuela, mi tía, mis primos, mi hermana y yo. Cada uno tenía una función y al terminar las empaquetábamos y cada uno se llevaba su tupper su casa. Recuerdo que cuando iba acercándose la época, mis primos, mi hermana y yo, comentábamos anécdotas de dicho día  y lo divertido que sería repetirlo otra vez. No puedo dejar de sonreír al recordar muchos momentos de los Miércoles Santo con mi familia porque esos episodios son los que dan sentido a la vida y hacen que seas feliz.

Lo que os acabo de contar no es más que otro ejemplo del binomio alimentación-emociones. La verdad es que las TORRIJAS no son mi postre preferido, pero sí que al vincularlas a emociones positivas me atraen más que otro alimento que para mí no esté vinculado a ninguna emoción.

Aunque las TORRIJAS sean un postre que está muy bueno, que asociemos a emociones positivas, que sea el dulce más consumido y ofrecido en todas partes (bares, cafeterías, panaderías y casas de amigo/as y familiares) debemos tener en cuenta algunos aspectos:

  • 1 ración estándar sería 1 torrija si la es rebanada grande y 2-3 si es pequeña.
  • Su consumo es OCASIONAL por tanto, sería de 0-2 raciones/semana.
  • Aquellas personas que les ENCANTAN las TORRIJAS, pero les ATERRORIZA GANAR PESO, hoy es su día de suerte 😉 pues pueden emplear otras técnicas en su elaboración como hacerlas a la plancha en vez de fritas y así, al menos, reduciríamos en grasas.
  • En caso de estar en un periodo de pérdida de peso EVITAR decir: “No, gracias, ESTOY A DIETA“, porque en ese momento la persona que te las ofrecía siente que TIENE QUE INSISTIR (quitándole importancia al consumo de las mismas) hasta que CAIGAS EN SUS REDES y digas: “Bueno venga”. Entonces, verás como esta persona se relaja de nuevo.
  • Una respuesta MUY SENCILLA sería: “Gracias, pero no me sientan bien” y así evitaremos un DIÁLOGO INTERMINABLE.

 

Estos serían algunos consejos para manejarnos mejor frente a los alimentos y las emociones que los rodean. Ahora, sólo nos queda DISFRUTAR de la Semana Santa en todos sus aspectos, pero SIEMPRE con moderación pues la liberad SIN LÍMITES, NO EXISTE.

Anuncios

Alimentos para…

Cuántas veces hemos ido al super y hemos visto etiquetas donde aparecía :”natillas para Diabéticos“, “chacinas para Hipertensos“, “Agua para Embarazadas” “galletas para Bebés“, “yogures para mujeres con Menopausia“, etc. Pero, ¿realmente todos estos alimentos/productos alimentarios son necesarios?

Vayamos por puntos:

Natillas para Diabéticos. Este producto, cuya marca tiene un nombre muy similar a la patología, busca atraer a sus principales fieles (personas con Diabetes) mediante el eslogan “La vida está para saborearla“. Bien, pues si nos fijamos en el etiquetado nutricional podemos apreciar que si lo comparamos con un yogur desnatado y sin azúcares añadidos, el contenido en grasa es superior en estas natillas y en azúcares es similar y su precio es superior (porque, claro según sus productores es para Diabéticos).

Chacinas para Hipertensos.  Los lineales de embutidos (“chacinas”) están abarrotados de diferentes tipos de choped, salchichón y de chorizos y todos ellos sin sal, sin aditivos y todo de pavo para reducir las grasas. Todos con el comercializados con el reclamo de “come todo lo que quieras sin control que no pasa nada”.

Agua para embarazadas. Este tipo de aguas son comercializadas con el título “de mineralización débil“, pero ¿las mujeres embarazadas están informadas de a qué nivel la mineralización de un agua les puede causar efectos nocivos a su salud y, por consiguiente, a la de su hijo/a?

Galletas para bebés. Este producto es el rey de la comedia. También llamado “mi primera galleta” suele ser rico en azúcares refinados y grasas saturadas, todo lo contrario a un alimento saludable.

Yogures para mujeres con Menopausia. Es de risa que quieran hacer creer a las mujeres con menopausia, y al resto de la población, la necesidad de ingerir “Calcio a casco porro” para que así sus huesos sean más fuertes. Lo que no explican en su publicidad a sus consumidoras es que el pico máximo de masa ósea se alcanza a los 30 años aprox y a partir de esa edad debemos ingerir cantidades adecuadas (lácteos y derivados: fuente de calcio; pescado pequeño: se consume la espina, espinacas, garbanzos, etc), tomar el sol (vitamina D: favorece la absorción de Calcio) y realizar actividad física para mantener nuestros huesos fuertes pero siempre dentro de la densidad osea alcanzada.

Entonces, ¿qué conclusión se puede sacar de todos estos productos?:

TODOS son productos más CAROS que cualquier alimento tradicional

TODOS fomentan el DESCONTROL del consumo alimentario

NINGUNO ofrecen OPCIONES SALUDABLES

TODOS fomentan el consumo de alimentos que NO MEJORAN LA SALUD del consumidor, pero sí VACÍAN SUS BOLSILLOS

Y basándonos en estos aspectos, podemos llegar a un mismo punto de partida: “Para llevar una alimentación saludable sólo necesitamos consumir los alimentos de toda la vida“.  Y ahora que disponéis de un punto de vista distinto al presente en la publicidad, seguro que cuando volváis al super y veáis esos “Productos para…” os plantearéis: ¿Realmente, necesito comprar este producto? ¿Me hace falta pagar 3 veces más por un producto por el que he pagado mucho menos toda la vida?

Aceite de Oliva “El Oro líquido” (Parte II)

La semana pasada tratamos el origen y la clasificación del Aceite de Oliva “El Oro líquido”, sin embargo hoy nos centraremos en las Propiedades Nutricionales del mismo.

El Aceite de Oliva es un alimento esencial en nuestra alimentación debido a los nutrientes que lo componen y su consumo nos aporta los siguientes beneficios:

  • Al ser una Grasa Monoinsaturada su capacidad antioxidante es muy superior a otro tipo de grasas, por lo que su consumo reduce el envejecimiento celular.

Dentro de los ácidos grasos monoinsaturados presentes, cabe destacar el Ácido Oleico pues regula el colesterol total, reduciendo el LDL (conocido como Colesterol malo) y aumenta el HDL (conocido como Colesterol bueno).

  • Contiene Vitaminas Liposolubles (principalmente presentes en la grasa) como E (en mayor medida) y otras como A, D, y K.

Vitamina A (Retinol): es antioxidante e interviene en el tejido ocular (“los ojos”) por lo que un aporte de esta vitamina genera una mejor calidad de dicho tejido.

Vitamina D (Colecalciferol): favorece la absorción de Calcio, principal constituyente de la masa osea (“los huesos”), por lo que su consumo va a generar el incremento de densidad osea, es decir, “unos huesos más fuertes”, de manera que reduce el índice de fractura. Además, contribuye a la mejora del sistema inmune, previniendo así infecciones, y también actúa frente al sistema nervioso.

Vitamina E (Tocoferol): es antioxidante e interviene en el tejido cutáneo (“la piel”) aportando hidratación, tersura y suavidad al mismo. Por ello, muchas cremas para la piel contienen esta vitamina. De hecho, antes que la industria de la cosmética viese la luz, se empleaba Aceite de Oliva para hidratar su piel.

Vitamina K (Filoquinona): encargada de la coagulación sanguínea.

Tal y como os comentaba al inicio, el Aceite de Oliva es esencial en nuestra alimentación, pero es aún más necesario su consumo durante la Etapa de Crecimiento, pues en justo en ese periodo es donde más energía (de calidad) se necesita para el crecimiento y desarrollo de nuestros huesos, músculos y demás tejidos.

Ahora que conoces los tipos de aceites y sus efectos beneficiosos, dispones de total libertad para elegir la calidad de tu alimentación. Por tanto, es fundamental detectar la calidad del aceite que se compra y ser consciente de la importancia de consumir grasa saludables  (principalmente monoinsaturadas/polinsaturadas) presentes en alimentos vegetales.

Aceite de Oliva: “El Oro líquido” (Parte I)

Este post va dedicado a todos los Arahelenses, conocedores del Aceite y, el fruto del que procede, la aceituna desde la cuna.

Anteriormente hemos mencionado otros tipos de aceites como el de colza o el de palma. Sin embargo, hoy nos centraremos en el Aceite de Oliva: “El Oro líquido” y sus variantes.

El Aceite de Oliva es el aceite que procede únicamente del fruto del olivo. Conocido popularmente como “Oro líquido”y producido, principalmente, en Andalucía, sobre todo en Jaen y Sevilla y, dentro de esta última maravillosa provincia, en la localidad de Arahal también conocida como  “El Pueblo de los Olivos” donde, actualmente, muchas de sus Cooperativas se han adentrado en el Comercio Internacional.

Arahal es un pueblo, principalmente, agrícola. Se despierta cada septiembre con ganas de recolección, después de varios meses de preparación de las tierras para que estas den un fruto de calidad. Olivo, aceituna y aceite son palabras que todos conocemos y que siempre están en el aire. Cuando llega septiembre, se respira un ambiente especial cargado de tradición, recuerdos y emociones positivas. El mes comienza con “La feria del Verdeo” que se celebra en honor a la recogida de la aceituna (el verdeo) y posterior a ella, se ponen en marcha “La recolección”.

Por una parte, “La feria del Verdeo” no sólo son varios días donde se come y se bebe de más (rebujito  o cubatas), son días donde se comparten muy buenos momentos con la familia y los amigos de risas, bailes, charraritos (atracciones), etc de los que te pasas años recordando.

Por otra parte, “La recolección” aunque sea trabajo también tiene su encanto, porque aunque una jornada verdeando se hace pesada y llegas a casa reventado/a todos recordamos conversaciones donde el cachondeo no cesaba entre la cuadrilla.

Hoy he querido dedicar este post a todos los Arahelenses porque para nosotros el Aceite de Oliva es más que un alimento con excelentes propiedades nutricionales (de ahí, el  término de “Oro líquido“), pues en nuestro caso es una alimento que relacionamos estrechamente con un cúmulo de emociones que se repiten año tras año. Por ello, esta situación es una claro ejemplo de que la alimentación y las emociones van de la mano.

Sin más preámbulos, vamos a continuar con la clasificación de las variantes del aceite:

Dentro del Aceite de Oliva tenemos:

-Aceite de oliva virgen: aceite obtenido del fruto del olivo únicamente por procedimientos mecánicos u otros medios físicos que no alteren la estructura del mismo.

Según su grado de acidez podemos diferenciar la calidad comercial del aceite:

  • Extra (≤0.8º)
  • Oliva virgen (>0.8 – 2º)
  • Corriente (>2 – ≤3.3º)
  • Lampante (>3.3º): con sabor defectuoso y No Apto para el consumo

De manera que, a menor grado de acidez, mayor calidad comercial y, por tanto, mayor valor económico.

-Aceite de oliva refinado: obtenido a partir de aceites de oliva vírgenes mediante técnicas de refinado. Acidez máx 0.3º (No se comercializa)

-Aceite de oliva (Suave o intenso): obtenido de la mezcla de Aceite de oliva refinado y de Aceites de oliva vírgenes aptos para el consumo. Acidez máx 1º.

Además, está el Aceite de Orujo de Oliva (obtenido por  tratamiento con disolventes u otros procedimientos físicos) y dentro de este encontramos:

-Aceite de orujo de oliva crudo: destinado al refinado (No se comercializa)

-Aceite de orujo de oliva refinado: aceites de orujo de oliva crudo obtenido mediante técnicas de refinado. Acidez máx 0.3º (No se comercializa)

-Aceite de orujo de oliva: obtenido de la mezcla de Aceite de orujo de oliva refinado y de Aceite de oliva virgen. Acidez máx 1º

En cuanto a la Calidad del aceite se basa en 4 puntos:

  1. Grado de maduración de la aceituna
  2. Recolección
  3. Duración del almacenamiento de las aceitunas
  4. Proceso de obtención

Por tanto, cuando vayas al lineal de Aceites de Oliva ya puedes decidir qué tipo de aceite prefieres tomar y qué significado tiene cada nombre presente en el etiquetado.